Friday, December 22, 2006

El motorista fantasma y los momentos Corben

Incluso en los trabajos de encargo, meramente alimenticios y con unos plazos de entrega apremiantes, Rich muestra todo su genio. Son lo que yo denomino los momentos Corben. Es decir, soluciones gráficas, puestas en escena o secuencias que entran dentro de lo sublime, en los que su sabiduría perfora cualquier barrera y provoca (en mi caso) un escalofrío de placer, de emoción, de ser consciente de percibir puro arte en su máxima expresión.
Acabo de recibir la primera entrega (de dos) del Ghost Rider de Rich. Y está repleto de momentos Corben. Sólo por uno de estos, ya vale la pena adquirir el cómic.