Saturday, November 20, 2010

Cines de barrio

Uno de los recuerdos imborrables de mi infancia es el de pasar la tarde del domingo en un determinado cine de barrio. Estas salas (tristemente desaparecidas en la actualidad) ofrecían generalmente una doble sesión en la que películas más o menos de estreno se proyectaban junto con otras más antiguas, digamos que de relleno.
Lo más reciente de Corben, Hellboy: Double feature of evil, que acaba de publicarse en los EEUU, constituye un agradable homenaje a los monstruos de la Universal y a los entrañables cines de barrio. Dos historias, dos películas. La principal, está protagonizada por una casa un tanto hambrienta. Y la de relleno (más por su breve extensión que por el resultado en sí) presenta las terribles consecuencias de rezar al dios equivocado.
La doble sesión, en este caso, ha resultado todo un éxito. Eso sí, con un público un tanto peculiar...